viernes, 17 de agosto de 2012

Buscar Información: Alimentos Saludables




El Acuerdo Nacional de Salud Alimentaria, dado a conocer por el presidente Felipe Calderón, se busca revertir el sobrepeso y la obesidad en población infantil y juvenil.

La gordura se ha convertido en una epidemia nacional. Siete de cada diez mexicanos padece un problema de sobrepeso. Si en el caso de los adultos mexicanos la situación es alarmante (nuestro país ocupa el segundo lugar a nivel mundial en obesidad adulta) en el de los niños mexicanos es crítica (aquí ostentamos el nada honroso primer lugar). En los últimos siete años, el índice de obesidad en niños de cinco a 11 años aumentó en un inquietante 77 por ciento.


Los hábitos alimenticios que prevalecen hoy día en nuestro país no son los más adecuados para mantener la salud, y esto ha ocasionado el surgimiento de contrastantes problemas que diversas estadísticas se han encargado de evidenciar.

Por un lado se sigue observando importante índice de desnutrición que reduce las capacidades físicas e intelectuales de muchos mexicanos y, por otro, cada vez es más notable el creciente porcentaje de sobrepeso y obesidad, lo cual favorece el avance de padecimientos como infartos (interrupción en el suministro de sangre en cerebro o corazón) y diabetes (elevado nivel de azúcar en sangre).


A raíz de esto, un grupo de profesionales de la salud y expertos en nutrición trabajaron durante varios años para definir un esquema alimenticio que cumpliera con dos objetivos: que fuera fácil de comprender y que tomara en cuenta las particularidades y requerimientos de la población mexicana.



Así surgió el Plato del bien comer, “un gráfico que se empezó a utilizar desde hace algunos años y cuyo uso se volvió reglamentario a partir de enero de 2006, ya que apareció como parte de una norma oficial (NOM-043-SSA2-2005, publicada en el Diario Oficial de la Federación) que especifica distintos aspectos para orientar a nuestra población en materia de nutrición”.

El Plato del bien comer divide a los alimentos de mayor consumo en México en tres grupos:

Frutas y verduras. Son productos como espinaca, nopales, brócoli, zanahoria, aguacate, chile, jitomate, naranja, manzana, fresa, melón y papaya. Aportan vitaminas y minerales, y son los que deben consumirse en mayor cantidad pues, de acuerdo con recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario ingerir cinco raciones por día (cada ración equivale a una pieza o una taza, aproximadamente).

Cereales y tubérculos. Se trata de alimentos como papa y camote, además de pan, pasta, galletas y granos (maíz, trigo, avena o arroz), mismos que de preferencia deben consumirse con cascarilla (integrales). Proporcionan carbohidratos, vitaminas y minerales, y deben incluirse en la dieta diaria en cantidad suficiente, es decir, 3 ó 4 raciones en promedio (cada ración consta de dos tortillas, una rebanada o pieza mediana de pan, 3/4 de taza de cereal para desayuno con fibra o media taza de papa).

Leguminosas y alimentos de origen animal. Incluye a la leche y sus derivados, carne, pollo, pescado y huevo, además de frijol, haba, lenteja o garbanzo. Nos dan proteínas, vitaminas y minerales, y se deben incluir aproximadamente 3 raciones por día (cada una de 100 gramos de carne, 120 de pescado o 3/4 de taza de legumbres).


Actividad 9:   Buscar y analizar información en Internet.
(incluir en el blog personal un resumen los resultados obtenidos, incluyendo las ligas que considere necesarias, y las conclusiones a que haya llegado)
Vamos a buscar información relacionada con la preservación de la salud, buscando recomendaciones que contribuyan a promover estilos de vida saludables, fomentar el auto cuidado de la salud así como prevenir y retrasar los daños por las enfermedades crónico degenerativas.

Este grupo de enfermedades esta directamente relacionada con la proliferación de hábitos como el consumo de alimentos ricos en carbohidratos y grasas saturadas, tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo y otros cambios del modo de vida relacionados con la urbanización y la industrialización aceleradas que ha sufrido nuestro país en los últimos años.

Con referencia al tema de consumir productos saludables, por favor revisen estas referencias y artículos similares, acerca de que podemos hacer para mejorar nuestra salud.


Alimentacion-sana, Ciclamato de sodio, Lo que contiene la COCA ZERO, MEXICANA


Triunfan-consumidores, Tome Coca Cola, Peligo veneno, Mas Coca


Investiguen por que mucha de la carne que se vende en Mexico contiene Clembuterol y cuales son sus riesgos.

Los alimentos causantes del cancer.

El cigarro:  Anatomía de un asesino.

Los rostros de las drogas   (Meth Faces)


El peligro del alcohol (La Historia de Jacqueline Saburido)
Llamamos “comida rápida”, o “comida chatarra”, a los alimentos que contienen grasas saturadas, azúcares, sodio y otros elementos cuyo consumo excesivo es dañino para el organismo. Sin embargo, incluso los padres que no van a restaurantes de comida rápida muy a menudo suelen pasar por alto el hecho de que sus niños comen demasiados alimentos chatarra en el hogar, incluida la pizza congelada, salchichas, papas fritas y refrescos. Una buena comida casera sería saludable, si fuera baja en grasa, baja en sal, baja en calorías, sin preservantes y con alto contenido de nutrientes y fibra.


Muchos alimentos industrializados contienen distintos tipos de aditivos -antioxidantes, emulsificantes, estabilzantes, colorantes, espesadores, blanqueadores, edulcorantes, maduradores, separadores, humectantes, gelificantes, conservadores, texturizadores, clarificantes, acidulantes--. Se estima que 90 por ciento de los aditivos son "seguros", pero 10 por ciento restante son peligrosos porque provocan alergias, algunos son cancerígenos, agravan a los asmáticos, provocan úlceras y hemorragias en el sistema digestivo y causan hiperactividad en los niños, entre otros problemas que se han detectado.

Lectura recomendada:
LA BASURA QUE COMEMOS: TRANSGENICOS Y COMIDA CHATARRA De: RIUS (EDUARDO DEL RIO GARCIA)



Diabetes y alimentación.   Prevención de la diabetes.    Pie diabético.