miércoles, 23 de octubre de 2013

Relaciones


Es usual que los datos de una tabla estén relacionados con los datos de otra tabla. Por ejemplo supongamos que una tabla tiene los datos generales de los alumnos (como son nombres, apellidos, etc.) y otras tablas datos de sus calificaciones. En este caso conviene establecer relaciones entre las dos para que a través de un elemento común (en este caso el identificador del alumno [su número de control]) podamos extraer la información requerida.

Existen tres tipos de relaciones entre dos tablas A y B:
·        uno – a – uno,
·        uno – a – varios,
·        varios – a – varios. 
La relación uno a uno ocurre cuando un registro de la tabla A posee como máximo un registro asociado en la tabla B y un registro de la tabla B posee como máximo un registro asociado en la tabla A.  Por ejemplo en la tabla de datos generales de alumnos (con datos tales como nombre y apellidos) debe existir una relación uno a uno con la tabla de datos personales (con datos tales como RFC, fecha de nacimiento, domicilio, etc.). En este caso cada registro en la tabla A esta relacionada con un único registro en la tabla B. 
La relación uno a varios  ocurre cuando un registro de la tabla A puede estar relacionada con varios registros de la tabla B. Suponga que la tabla A guarda los datos generales de un alumno y la tabla B guarda los pagos parciales para un evento académico. Dado que un mismo alumno puede hacer varios pagos en el período la relación es uno a varios.
En la base de datos Agenda, inserte las siguientes relaciones